Las cosas pasan

Las cosas pasan, eso es una realidad.

Los problemas de la gente siempre estarán ahí. Aunque formásemos una sociedad única con intereses  comunes en todos los aspectos en lo relativo a  todos los habitantes de la tierra, todavía habría apego, ira, injusticias etc. Los problemas están en el interior de cada uno de nosotros. En la vida no sólo son las cosas que nos pasan si no cómo las percibimos, interpretamos y reaccionamos ante ellas. Por eso nuestra reacción es la clave fundamental. Elegir nuestra actitud ante cualquier circunstancia sea la que sea. Esto claro está, no es tarea fácil.  La elección de una disposición proactiva y positiva puede llegar a cambiar  verdaderamente la experiencia de dicha circunstancia y la buena noticia es que podemos entrenarnos en la práctica de las respuestas que deseamos tener. Respuestas que pese a las circunstancias nos harán sentir mucha más armonía interna.

Mindfulness y  Meditación nos ayudan  y  ofrecen la oportunidad de mejorar los aspectos ante las circunstancias en vez de empeorarlas.

¿Puedo sentirme bien con las situaciones y hechos tal cómo son?

Atención a la  emoción en el momento  presente por un lado y actitud- aceptación sin juicio, sin ira, sin amargura, hostilidad, remordimiento, auto castigo etc. Por otro lado. Simplemente la tranquila admisión de lo que es, tolerar, aceptar en vez de combatir. No es fácil, pero si posible.

Entrenemos pues para que la mente no sea ese caballo desbocado y sin control que campa a sus anchas en nuestra cabeza.  Hagámonos expertos en observación y atención, haciendo así  que cada vez que nos “demos cuenta” y percibamos a la mente vagando por donde quiere, sea el momento en el que estemos practicando la conciencia plena. Viviendo totalmente el presente. Aceptando, integrando, viviendo aquí y ahora.Te invito a probar, una herramienta tan poderosa a nuestro alcance y que sólo depende de ti. Totalmente gratuita. Si quieres te ayudo, te inicio y acompaño a coger el hábito, ¿te atreves?

 

 

Dejar respuesta